eseucanlenfrgldeitkopt
Oficina de Turismo de Barcelós

Oficina de Turismo de Barcelós

0.0/5 Rating (0 votos)

En torno al gallo de Barcelos hay una leyenda, muy similar a la que en España tenemos sobre Santo Domingo de la Calzada. Se dice que un peregrino gallego que estaba haciendo el Camino de Santiago se encontraba en Barcelos, donde fue acusado de robo injustamente y condenado a la horca. Al declarar ante el juez (que estaba comiendo un gallo asado), le dijo: "soy inocente, y como prueba de ello ese gallo se levantará y cantará". Y en el momento de la ejecución, el gallo cantó, probando la inocencia del peregrino y salvándose de la muerte.