eseucanlenfrgldeitkopt

  • Camino Francés

    Camino Francés

    PUENTE LA REINA. Puente romano sobre el río Arga
  • Camino Francés

    Camino Francés

    LOGROÑO. Puente de Piedra sobre el río Ebro
  • Camino Frances

    Camino Frances

    SANTO DOMINGO DE LA CALZADA. Bóveda de crucero de la Catedral
  • Camino Francés

    Camino Francés

    BURGOS. Rosetón de estilo cisterciense de la Catedral
  • Camino Francés

    Camino Francés

    FRÓMISTA. Iglesia de San Martín de Tours
  • Camino Francés

    Camino Francés

    SAHAGÚN DE CAMPOS. Iglesia de San Lorenzo
  • Camino Francés

    Camino Francés

    LEÓN. Fachada occidental de la Catedral
  • Camino Francés

    Camino Francés

    HOSPITAL DE ÓRBIGO. Puente del Paso Honroso
  • Camino Francés

    Camino Francés

    O CEBREIRO. Palloza, construcción típica gallega
  • Camino Francés

    Camino Francés

    PORTOMARÍN. Vista panorámica de la villa
  • Camino Francés

    Camino Francés

    Furelos. Puente medieval
  • Camino Francés

    Camino Francés

    SANTIAGO DE COMPOSTELA. Pórtico de la Gloria de la Catedral

Colegiata de Nuestra Señora del Manzano

Colegiata de Nuestra Señora del Manzano

3.0/5 rating 1 vote

Se supone su existencia desde el siglo X, en la época del conde Garci Fernández. Tal vez era un templo con cabildo regular que vivía bajo la regla de san Benito. Pero de estos primeros tiempos no hay resto arquitectónico alguno.
Las noticias más fidedignas, que se adecuan perfectamente a las características de su fábrica, informan de que la reina doña Berenguela, madre de Fernando III, la mandó construir a principios del siglo XIII. No tenemos más referencias sobre el proceso de construcción del templo medieval icono_foto, que cuenta con tres naves, pero sí sabemos de las reformas emprendidas en el siglo XV (que afectaron a las bóvedas de crucería estrellada), y a mediados del siglo XVIII. En estas últimas, en las que intervino el arquitecto Juan de Sagarbinaga, se añadieron una capilla lateral (dedicada a la Virgen), la torre y la renovación de la cabecera que, erigida con fines funerarios, se convierte en panteón familiar; aquí se dispusieron los túmulos de los condes de Castro (el marqués de la Hinojosa, don Juan de Mendoza, y el conde de Ribadavia, Diego Sarmiento) y se colocó un retablo con lienzos de Antonio Rafael Mengs.