eseucanlenfrgldeitkopt

  • Camino Francés

    Camino Francés

    PUENTE LA REINA. Puente romano sobre el río Arga
  • Camino Francés

    Camino Francés

    LOGROÑO. Puente de Piedra sobre el río Ebro
  • Camino Frances

    Camino Frances

    SANTO DOMINGO DE LA CALZADA. Bóveda de crucero de la Catedral
  • Camino Francés

    Camino Francés

    BURGOS. Rosetón de estilo cisterciense de la Catedral
  • Camino Francés

    Camino Francés

    FRÓMISTA. Iglesia de San Martín de Tours
  • Camino Francés

    Camino Francés

    SAHAGÚN DE CAMPOS. Iglesia de San Lorenzo
  • Camino Francés

    Camino Francés

    LEÓN. Fachada occidental de la Catedral
  • Camino Francés

    Camino Francés

    HOSPITAL DE ÓRBIGO. Puente del Paso Honroso
  • Camino Francés

    Camino Francés

    O CEBREIRO. Palloza, construcción típica gallega
  • Camino Francés

    Camino Francés

    PORTOMARÍN. Vista panorámica de la villa
  • Camino Francés

    Camino Francés

    Furelos. Puente medieval
  • Camino Francés

    Camino Francés

    SANTIAGO DE COMPOSTELA. Pórtico de la Gloria de la Catedral

La Taberna de Gaia

La Taberna de Gaia

5.0/5 rating 1 vote

Hace cinco años que emprendimos una Aventura Especial. En un lugar mágico, donde habitaron los Dioses, en la falda del Monte Irago y muy cerca de la Cruz de Hierro, se encuentra el Pueblo de Foncebadón, quizás el paisaje más emblemático del Camino de Santiago. Un día, sobre las ruinas de la Historia, decidimos crear un pequeño, y a la vez, inmenso proyecto. Un rincón que os transportara a otro tiempo y a otros valores, donde los momentos lúdicos se convirtieran en momentos únicos, irrepetibles.Y diseñamos un espacio que no existía, pero que podía haber existido, un espacio de piedra vieja y madera antigua. Con personajes atemporales y sonidos de siempre, con mesas largas que piden compartir, con luces casi dormidas que invitan a lo intimo... y sobre todo, y ante todo... recuperamos un mundo de sabores olvidados, esos olores de la infancia en la cocina de la Abuela, esos sabores que saben a nostalgia y ha tiempo pasado, a delantal manchado y humo de leña, a sonrisa amable y caricia eterna.